Somos como Viajamos

Compartí con nosotros el camino hacia nuestro sueño: viajar en bicicleta por la ruta 40, desde Ushuaia a La Quiaca!!!

El comienzo de nuestro sueño

Si tuviera que contar como comenzó todo, empezaría por el día en que nos conocimos, o mejor aún, por unos meses antes de conocernos. Mi vida de mujer sóla me encantaba, era felíz, hacía todo lo que quería, me sentía libre. Sin embargo soñaba con algo más: quería conocer un amor, un hombre con quién compartir mi vida y mis sueños. De hecho, les solía decir a mis amigas: “quiero conocer un amor, para irme a recorrer el mundo y para subir el Aconcagua” (cómo verán muy normal no soy)  y no porque no pudiera hacerlo sóla, sino porque elegía hacerlo acompañada.

El día exacto en que nos conocimos no lo recordamos, pero sí sabemos que fue en el mes de febrero, o al menos nos convencimos sin darnos cuenta de eso. De lo que no tenemos dudas, es que fue en el 2012. Ese día, yo salí de mi trabajo y decidí cambiar una invitación de mi amiga, de ir a merendar a la playa donde ella estaba desde temprano, por irme sóla con mi equipo de mate, mi pareo y un libro, a merendar a la plaza cerquita de la casa de mi mamá, dónde yo en ese momento vivía. Con la musculosa más gastada que tenía, mi shorcito de modal playero, mis ojotas y mis rulos al viento, al mejor estilo Rey León, me acomodé en medio del pastito desplegando mi pareo brasilero. Al rato, veo pasar un chico a unos 100 metros y me llama la atención, debido a que caminaba con bastón, viéndose tan joven. Seguí leyendo, e incluso me mudé a la plaza de enfrente, donde había menos gente y más silencio. Al cabo de un rato, ese mismo chico aparece, pero a diferencia de la vez anterior, ya no sólo andaba con un bastón, sino también, con una reposera de aluminio nuevita bajo el otro brazo. ¿Y éste de dónde la sacó? ¿Vivirá acá en frente? Sin entender mucho, veo que de las 4 manzanas que tiene la plaza, elije justo ubicarse a 3 ó 4 metros de donde yo estaba. Con el termo vacío y sin más mates que tomar, retomo mi lectura, ésta vez acostada boca arriba. En ese momento el libro que me acompañaba era El Secreto de Rhonda Byrne y a través de su lectura, le confirmaba mentalmente al universo mi deseo de encontrar un amor. El chico peladito, que ahora estaba sentado sin nada más que su silla y su bastón, me miraba sonriente justo en el momento en que yo intentaba acomodar mi cabeza sobre el pareo, sin darme cuenta, de que un par de hojas de árbol caídas, se habían enredado en mi cabellera, decorándola y haciéndola lucir aún más salvaje y sin arreglo. Casi con unos segundos de diley, me doy cuenta y comienzo a sacármelas. Fueron sólo unos segundos que las tuve encima, pero para mí una eternidad. Mientras luchaba con mi matorral para quitarme las hojas, veo lo tentadísimo que él estaba,  por lo que empecé a reirme de mí misma. Esta cómica situación dió pie a Lucas para comenzar a hablarme, y así fue como poco a poco nos fuimos conociendo y con el tiempo, comenzamos a salir.

Nuestra 1º foto juntos! Haciendo trekking (21/04/12)

Nuestra 1º foto juntos! Haciendo trekking (21/04/12)

Desde el principio, y a pesar de nuestras diferentes formas de ser, encontramos algo que teníamos en común y que nos unía mucho: Nuestra pasión por las actividades al aire libre. Así fue como, en la medida que Lucas se recuperaba de una importante operación de su pierna derecha, comenzamos a salir juntos a caminar, luego a trotar, a correr, a hacer trekking por las sierras, e incluso me regaló un traje de neoprene para que le perdiera el miedo al mar y lo disfrute con él durante todo el año y no sólo en verano. También compartimos un viaje de mochila a las Cataratas de Iguazú, el que disfrutamos muchísimo.

Lucas tenía una bicicleta que se había comprado antes de que yo lo conozca, que utilizaba para trasladarse y para la recuperación de su pierna. El iba a todos lados con su bici y decidió regalarme una para que yo también pueda acompañarlo. Así comenzamos nuestras primeras andanzas en bicicleta, y de ahí no paramos más!!!!

Nuestras primeras salidas en bici con alforjas!

Nuestras primeras salidas en bici con alforjas!

Por el camino de La Vigilancia

Por el camino de La Vigilancia

Calor!

Pedaleando hasta Balcarce en las Pascuas del 2013!

Pedaleando hasta Balcarce en las Pascuas del 2013!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s