Somos como Viajamos

Compartí con nosotros el camino hacia nuestro sueño: viajar en bicicleta por la ruta 40, desde Ushuaia a La Quiaca!!!

¿Qué comemos?

¿Qué comemos?

Nuestra alimentación cicloviajera!

La alimentación que tenemos mientras estamos viajando está condicionada a lo que se puede llevar en la bici, teniendo en cuenta las distancias que tenemos entre un lugar y otro. En la Patagonia por ejemplo, las distancias son muy largas y cuando llegás a determinados lugares tal vez no conseguís lo que buscás (por ejemplo en El Chaltén no conseguíamos verduras frescas, así cómo en Tres Lagos que ademas de faltar la verdura y las hortalizas, tampoco tenían fruta). Viajando en bici el apetito aumenta, ya que estamos gastando energías continuamente y el cuerpo nos pide recargarlas.

DSC_0024

DSC_0296

En nuestro caso somos ovo-lácteo vegetarianos, y si bien solíamos prepararnos comidas más nutritivas estando en Mar del Plata, ahora hacemos lo que podemos con lo que tenemos.

Nuestro desayuno se compone de café en saquitos, té o mate cocido, con leche en polvo, que acompañamos con galletitas de agua o de cereal o con pan, untado con miel, dulce de leche o dulce de membrillo más un mix de semillas tostadas (chía, girasol y sésamo).

Cuando pedaleamos tratamos de parar a comer algo cada vez que sentimos ganas. Algunas de las opciones que llevamos para esas“paradas técnicas” son: cereales azucarados o sin azúcar, granola, o almohaditas de avena, tita o rodhesia, huevo duro, banana, aceitunas, maní pelado sin sal, pasas de uva, frutas secas.

Al mediodía solemos comer algo rápido que no necesite cocción: Nos preparamos una taza de leche chocolatada (con cacao y leche en polvo), con avena instantánea, y un poco de cereal. Lo acompañamos con algunas galletitas, generalmente Frutigram.

En la merienda, tomamos cualquier infusión con leche en polvo pero con galletitas dulces o budín.

Si bien siempre tomamos mate, no lo hacemos en el desayuno ni en la merienda, sino en otros momentos del día.

DSC_0573

DSC_0084

Para cenar las alternativas pueden ser: fideos de cualquier tipo, polenta, capeletinis de verdura, arroz, sopas instantáneas o sopas crema con fideitos para sopa, ensalada de lentejas, arvejas, choclo, garbanzos (en lata) con huevo duro. Para darle un poco de sabor a estás comidas solemos llevar para condimentar: sal, aceite, provenzal, sobres de caldo en polvo, queso rallado, aceitunas, queso addler, y alguna vez salsa preparada en sobre.

Cuando llegamos a algún lugar donde vamos a parar un par de días, tratamos de incorporar más variedad de alimentos frescos, como frutas y verduras, lácteos, etc. y de almorzar además de cenar.

CSC_0615

Celebrando el cumple de Lucas con torta! En la casa de ciclistas de FLOR (El Chaltén)

DSC_0003

Dulces caseros hechos x nosotros en Bariloche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s